22 septiembre 2006

Co-Relaciones.



Que los sacerdotes rompan la sagradísima costumbre del celibato no es nuevo, todos conocemos casos de "padrecitos" de hormona estimulada, pero que sus prácticas erótico-sexuales los canalicen hacia menores, esos si son actos dignos de infierno!... ahora que si a esos repugnantes actos le aunamos que altos jerarcas de la iglesia tienen la pocamadréz de encubrirlos ante la justicia, no tienen perdón ni de sus dioses ni de los hombres... y como dice el refrán: "tanto peca el que mata la vaca... ", aún mas? entonces habrá que inventar un refrán donde se cite a los que encubren a esos que encubren... me están leyendo inútiles?!

1 comentario:

Eratóstenes Horamarcada dijo...

Buenos trabajos, monero.

HASTA LA VISTA BABYS...!!

HASTA LA VISTA BABYS...!!